Salud sin bulos: la tecnología para contrastar información

fake-news-salud

Salud sin bulos: la tecnología para contrastar información

Grupo PSN
Grupo PSN

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Internet nos ofrece un vasto océano de consulta, información y datos. Los temas que más nos interesan, preocupan o inquietan se resuelven  a golpe de clic y, sin duda, la salud es uno de ellos. Por contraposición, vivimos en la era y el apogeo de las ‘fake news’, con lo que es muy sencillo confundir una noticia verídica de una falsa o un chisme.

Para combatir las mentiras, fraudes y mitos que rodean a la medicina y la salud, la Asociación de Investigadores en Salud (AIES) ha puesto en marcha la plataforma Salud Sin Bulos. En colaboración con profesionales sanitarios, periodistas y pacientes, son estos mismos quienes detectan y denunciar los rumores falsos sobre salud.

Temas relacionados con la alimentación y la nutrición, dietas milagro o prevención y tratamiento de enfermedades como el cáncer son los más habituales de encontrar entre los mensajes que nos llegan por Facebook, WhatsApp o Twitter. Como explican desde la plataforma de Salud Sin Bulos, algunos de estos rumores solo buscan protagonismo. En otros casos nos encontramos ante compañías que persiguen beneficios económicos mediante el miedo o el daño a la reputación de otros. También es habitual que detrás se encuentren simples conspiraciones o pseudociencias.

Cómo contrastar la información

Antes de creernos y compartir cualquier información que veamos en internet, sea de la temática que sea, tenemos que seguir unas recomendaciones básicas pero que, en ocasiones, pasamos por alto:

  • Consultar la firma del artículo o publicación. Por norma general, los medios reconocidos e instituciones nos ofrecen la información ya contrastada.
  • ¿Tiene faltas de ortografía? ¿Abusan de las mayúsculas o los signos de exclamación e interrogación? Si es así la información no proviene entonces de una fuente oficial.
  • Comprueba si esa información se ofrece en distintos medios. Gracias a Google puedes ver si el titular o la base de la noticia aparece en diferentes páginas.
  • ¿Cuál es la fecha de publicación o actualización de la noticia? Se han dado casos en lo que se utiliza información del pasado para referirse a un hecho presente.
  • Las informaciones relacionadas con la salud deben tener su fundamento en estudios o investigaciones realizadas. Duda de aquellos artículos donde no se haga una clara referencia o donde no puedas consultar de dónde procede la afirmación o negación que sostienen.

Son muchas las plataformas y redes sociales que ya han comenzado su lucha contra las conocidas ‘fake news’. No obstante, es importante recalcar la repercusión que estas noticias falsan pueden tener en un tema como es el de la salud de las personas, donde pueden generar comportamientos nocivos. Así pues, es indispensable que, ante cualquier información sanitaria que nos encontremos, sostengamos una mirada crítica, busquemos fuentes oficiales y de máxima credibilidad, y no nos aventuremos a compartir entre nuestros contactos antes de contrastar la información.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

*

X

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Puedes configurar el navegador para rechazar estas cookies, Si continuas navegando, consideraremos que estás consintiendo su utilización. Si quieres saber más sobre las cookies que utilizamos, puedes consultar nuestra Política de Cookies.