Motivos por los que animar a tus hijos a irse de Erasmus

seguro-viajes-erasmus

Motivos por los que animar a tus hijos a irse de Erasmus

Grupo PSN
Grupo PSN

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde que surgiese en 1987, más de 4,4 millones de estudiantes universitarios han aprovechado la oportunidad de “cambiar sus vidas”. Así suele definirse la experiencia al realizar un Erasmus, una iniciativa de movilidad académica de ámbito europeo que el pasado 2017 cumplió 30 años. Y las cifras de alumnos que cada año solicitan este cambio temporal de residencia no paran de aumentar. En ocasiones, son los hijos quienes rechazan esta idea al sentir miedo por estar solos en el extranjero. En otros casos, son los padres los que no ven la parte positiva de esta experiencia. Sin embargo, la iniciativa Erasmus (y queda demostrado por su trayectoria en el tiempo) es, sin duda, una experiencia que no se olvida.

4 motivos para realizar un Erasmus

Quizá hayas oído que quien se va de Erasmus se pasará un año entero de fiesta. Error. Vivir un Erasmus se convierte en algo más. Si bien es cierto que el alumno se divertirá muchísimo, su rendimiento académico no tiene por qué verse afectado. Más allá, la experiencia personal vivida no tiene precio.

  1. Aprende a valerse por sí mismo. El Erasmus ayuda a madurar y a crecer como persona. Al vivir en un país extranjero, sin familiares alrededor, el alumno tendrá que aprender a sobrevivir, a sacarse las castañas del fuego y a utilizar todos los recursos que tenga en su mano (incluso cuando el idioma no es uno de ellos). Ganará en autonomía, en confianza en sí mismo y aprenderá que todo tiene arreglo.
  2. Mejorar en idiomas. Como decíamos anteriormente, tal vez el idioma no sea un recurso inicial para comunicarte. Es uno de los miedos más típicos de los alumnos: ¿cómo me voy a ir al extranjero si apenas hablo inglés? Con más motivo todavía, el Erasmus es un curso de idiomas intensivo, sin necesidad de libros ni horas de estudio. Además no solo se mejorará el inglés como idioma universal, también pueden aprenderse otros idiomas por gente con la que resida, por ser el idioma local de la ciudad, por amigos de amigos, etc.
  3. Época de viajes. El Erasmus alienta el movimiento. La flexibilidad de los horarios permite viajar por los alrededores. No implicará una suma desorbitada de dinero, puesto que el alumno de Erasmus también aprenderá el valor de cada moneda, sacándole más provecho del que te puedas imaginar.
  4. Abrir horizontes laborales en el futuro más cercano. Prácticamente ya no se entiende un buen curriculum vitae sin una experiencia internacional, incluso cuando no se tiene experiencia laboral. Que un candidato haya realizado un Erasmus significa mucho para los reclutadores: valentía, adaptación al cambio, gestión de tiempos y estrés, empatía, etc. Además, el propio Erasmus también es una gran oportunidad para hacer contactos que, tal vez, algún día sean útiles laboralmente hablando.

Consejos para afrontar que tu hijo se va a estudiar al extranjero

El escenario puede ser el siguiente. Tu hijo/a lo tiene claro: quiere vivir la experiencia Erasmus. Sin embargo, tú, como padre/madre de la criatura, te enfrentas a tus propios miedos. Sabes de lo positivo que puede ser para él, no solo en el presente sino también en el futuro, pero miles de preguntas te rondan la cabeza. ¿Cómo pasará los primeros días/meses cuando no conozca a nadie? ¿Se sabrá adaptar? ¿Qué ocurre si enferma o tiene un accidente? Respira hondo, aquí tienes algunos trucos también para afrontar esta nueva situación familiar:

  1. Plantear siempre el tema en positivo. No te cierres a hablar con tu hijo de tus sentimientos y tus miedos. Descubrirás que él también los tiene y lo superaréis juntos. Además, es importante ser positivos siempre y plantear los miedos desde este lado de la balanza.
  2. Actualizarse tecnológicamente. Gracias a Skype, WhatsApp, Facebook y otras aplicaciones de mensajería, las distancias dejaron de existir. Establece un horario fijo para hablar con tu hijo en el extranjero y saber así cómo lo está pasando. Incluso puede darse el caso de que descubras cosas de tu hijo que desconocías. Una vez que se haya instalado y hayan pasado un par de meses, puede darse el caso de que tu hijo no cumpla el horario fijado y dejéis de hablar cada día. Que no cunda el pánico, eso significará que se está adaptando a la perfección.
  3. Acompáñalo durante su instalación, para vivir la experiencia con ellos y así, como padre o madre, te quedarás más tranquilo al saber ya dónde vivirá de forma temporal. Otra opción es visitarlo en algún momento de su estancia en el extranjero, para que así puedas formar parte de su experiencia.
  4. Contrata un seguro de viaje de estudios. De esta forma, no tendrás que preocuparte, por ejemplo, en caso de una posible enfermedad. Con PSN Seguro de Viaje de Estudios-Erasmus el asegurado dispone de amplias coberturas, desde la asistencia médica o el envío de medicamentos, hasta los gastos por pérdida de equipaje, anulación o alojamiento.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

*

X

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Puedes configurar el navegador para rechazar estas cookies, Si continuas navegando, consideraremos que estás consintiendo su utilización. Si quieres saber más sobre las cookies que utilizamos, puedes consultar nuestra Política de Cookies.