¿Cuándo puedo introducir alimentos sólidos en su dieta?

¿Cuándo puedo introducir alimentos sólidos en su dieta?

Existen numerosas leyendas en torno a cómo y cuándo es óptimo pasar de la lactancia a la introducción de los primeros alimentos sólidos. Además, en este periodo surgen multitud de dudas a este respecto: ¿Se pueden compaginar con tomas de leche? ¿Cuál es la receta más adecuada para estas edades? ¿Hay algún alimento prohibido?

Los patrones dietéticos de una sociedad influyen en el retraso o aparición de numerosas enfermedades crónicas. “Por eso, resulta de vital importancia desde un principio, en esta etapa de transición es ideal, sentar las bases de una alimentación diversa, equilibrada, que promueva hábitos saludables y que cubra las necesidades energéticas, plásticas y reguladoras para el correcto desarrollo del menor. Esta alimentación debe de estar basada en los patrones alimentarios tradicionales, nutriéndose de nuestras raíces”, asevera la nutricionista Beatriz Freire. La experta explica que, en cuanto al periodo de transición, hay varias opiniones; según la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (Espghan) y la Academia Americana de Pediatría, la lactancia materna exclusiva se recomienda desde el nacimiento hasta los 4 ó 6 meses. Por otro lado, la Revista Española de Nutrición Comunitaria propone como objetivo seguir con el amamantamiento junto con la alimentación complementaria hasta los dos años o más. En conclusión, la edad ideal para comenzar a introducir nuevos alimentos será a partir de los 6 meses, independientemente del tiempo que se quiera seguir con la lactancia.

Beatriz Freire añade que “tradicionalmente se aconsejaban las frutas en primer lugar, pero esto ya ha cambiado”. Actualmente no existe respaldo científico que indique un orden en la inclusión de los alimentos. Lo aconsejado es que alimentos de todos los grupos se introduzcan paulatinamente en la dieta del bebé, que hacia el primer año debe haber probado prácticamente de todo.

Para facilitar la tarea a los progenitores, lo ideal sería empezar con alimentos sencillos como los cereales, el arroz mezclado con leche materna o de fórmula, y ofrecerlo mejor con cuchara. También podemos ir incorporando pasta y pan integral. Aunque haya voces en contra de los cereales completos, dar preferencia a este tipo de alimentos no sólo previene el estreñimiento, sino también comorbilidades asociadas en la edad adulta como la diabetes tipo 2. Por otro lado, “todos los alimentos deben darse a probar en diferentes texturas para que el pequeño vaya acostumbrándose a ellas”. Una vez que el bebé haya dominado la textura de la típica papilla o puré, se puede pasar a aplastar los alimentos con el tenedor, sirviendo de trampolín para los alimentos sólidos.

A la par que cereales integrales, se deben introducir alimentos de los siguientes grupos: vegetales (zanahoria, calabaza, judía, habitas, calabacín, puerro, cebolla, tomate), proteicos (pescado blanco y azul de pequeño tamaño, carnes blancas y huevo), legumbres en puré, frutas (plátano, melocotón, manzana, pera, mandarina, sandía, melón, fresa… todo de temporada), grasas o lípidos (siempre de preferencia el aceite de oliva virgen extra añadido al final a los alimentos cocinados y una vez triturados. El aguacate machacado es ideal para las meriendas junto con la fruta).

Según la experta, es recomendable dejar dos o tres días antes de introducir un nuevo alimento, y hacerlo en porciones pequeñas, como dos o tres cucharaditas, no forzando nunca al niño. Cuanto más diversificado, variado y colorido esté el plato, más equilibrado será. Es necesario priorizar alimentos sin salar ni especiar, y con cocciones lentas a baja temperatura para que las características químicas y organolépticas del alimento se mantengan.

Nuevas tendencias

Una de las corrientes actuales de la alimentación complementaria se basa en ofrecer al bebé alimentos sólidos (sin pasar por la transición del puré). Esta corriente se denomina Baby led weaning. El objetivo es que el niño se integre en la mesa familiar y que, en la medida de lo posible, su alimentación coincida con la del resto. Pero existe el riesgo de carencias nutricionales y de atragantamiento si no se ofrece el tamaño adecuado, además de exigir gran dedicación de los padres.

La nutricionista apuesta por seguir los patrones de la dieta mediterránea, complementados con alimentos locales y de temporada.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Te ha gustado esta entrada?

Compártela en las redes sociales

Subscríbete a nuestro blog


Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

*

X

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Puedes configurar el navegador para rechazar estas cookies, Si continuas navegando, consideraremos que estás consintiendo su utilización. Si quieres saber más sobre las cookies que utilizamos, puedes consultar nuestra Política de Cookies.