Apps y salud, ¿compatibles? (I)

Apps y salud, ¿compatibles? (I)

Grupo PSN
Grupo PSN

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El debate está servido. Todo lo relacionado con la salud genera cierto respeto y precaución. Pues si el binomio lo complementa la tecnología, hace que salten todas las alarmas. Por un lado, y como todo gran debate, están los de pensamiento más reservado y cauteloso que opinan que las nuevas herramientas de comunicación no sólo no ayudan a preservar la salud sino que más bien pueden perjudicarla. Del otro lado, se sitúan quienes no sólo opinan que las nuevas apps son de gran ayuda para los profesionales y pacientes, sino que incluso afirman que en el futuro ayudarán a aliviar los costes y saturación del actual Sistema Nacional de Salud (SNS), además de promover el autocuidado en la población.

Como en todo, en el centro está la mesura. Así piensa una tercera corriente de usuarios que creen que las apps de salud pueden ayudar siempre y cuando pasen un control o exista una regulación que pueda certificar su seguridad. Existe un gran interés en que se desarrolle una normativa homogénea al respecto, deseablemente de ámbito europeo o incluso de carácter mundial, ya que si no podría llegarse a una situación contraria a la actual pero igualmente negativa: un exceso normativo que produzca inoperatividad o freno en el desarrollo de nuevas apps.

Al tratarse de un sector de nueva creación aún quedan muchos flecos pendientes. En la actualidad ya existen algunas agencias que evalúan las apps para dotarlas de cierta seguridad, pero aún queda camino por recorrer, entre otras cuestiones, que muchas de ellas se integren en el SNS.

Existe una gran variedad de apps relacionadas con el mundo sanitario y de la salud. Todas ellas podrían englobarse en tres grupos: las que le son de gran utilidad al profesional (para actualizar conocimientos, compartir opinión con compañeros o incluso para gestionar sus pacientes), para los pacientes (resolver dudas, obtener consejos, controlar su dolencia y promover el autocuidado) y una tercera tipología destina a la interoperabilidad entre ambos. En esta primera entrega repasamos aquellas que pueden ser de utilidad para el trabajo de los profesionales sanitarios.

    Algunos ejemplos para profesionales son:

  • Guía Salud: Ayuda al profesional a acceder de forma fácil y gratuita a todas las guías y recomendaciones de práctica clínica del SNS.
  • Mobile MIM: Permite visualizar, intercambiar y registrar imágenes SPECT, PET, CT, MRI, radiografías y ultrasonidos.
  • NandaNocNic: Está destinada a los profesionales de la enfermería y se trata de una guía que ayuda en diagnósticos, resultados de pacientes y demás intervenciones del profesional.
  • Neomed: es una comunidad profesional de médicos destinada a compartir información, dudas y formación. Es necesario estar colegiado para poder acceder.
  • Padmed: se trata de una gran base documental científica sobre doce especialidades médicas.

Puedes leer este y otros artículos en el último número de nuestra revista.

Foto | Jason Howie

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

*

X

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Puedes configurar el navegador para rechazar estas cookies, Si continuas navegando, consideraremos que estás consintiendo su utilización. Si quieres saber más sobre las cookies que utilizamos, puedes consultar nuestra Política de Cookies.